Trabaja mejor tu músculo mental

Contenido

¿Qué significa tener una buena musculatura mental?.

El triángulo cognitivo.

Músculo mental en nuestra rutina diaria.

¿Cómo se construyen músculos mentales fuertes?.

I. Construcción de creencias

II. Concienciación

III. Planificación 

IV. Sostenimiento

V. Apreciación 

Conclusiones

¿Qué significa tener una buena musculatura mental?

Se reconoce que cuando ocurren contratiempos y nos derriban a menudo nos preguntamos ¿cómo podemos mejorar nuestro ánimo esos tiempos difíciles?

La respuesta es muy sencilla, desarrollar «músculos mentales» más fuertes, que también pueden traducirse en el desarrollo de determinación, tenacidad, persistencia o disciplina.

Necesitamos músculos mentales fuertes para hacer frente a los desafíos en todas las esferas de la vida, incluidas nuestras relaciones, carrera, salud, finanzas, entre otras… y cualquier decisión que involucre esfuerzos fuera de nuestra rutina, abajo repasaremos algunos puntos acerca de cómo trabajar nuestro músculo mental.

El triángulo cognitivo

Lo que se conoce como triángulo cognitivo significa básicamente lo siguiente: «Cada vez que queremos comenzar, sostener o detener algo, siempre nos movemos dentro de este triángulo». Siempre que hay un evento activador o algo impactante que sucede con nosotros, normalmente nos movemos
entre esos 3 puntos:

· Pensar – Me digo algo a mí mismo.

· Sentir – Siento algo dentro de mí.

· Comportar – Hago algo al exterior.

Por ejemplo, digamos que decides hacer ejercicio para ponerte en forma y perder algo de peso, pero al tercer día tu pareja te interrumpe la programación porque choca con su rutina o con algo que teníais planeado para esos horarios en específico de la tarde o mañana a los jueves(suposición).

· Tu pensamiento – «Siempre hacen esto; No tengo espacio en esta relación».

· Tu sentimiento – Te sientes restringido y molesto.

· Tu comportamiento: le dices a tu pareja que no verás una película con ellos durante el fin de semana como lo prometiste.

Como resultado: no haces el ejercicio, albergas resentimiento y sientes como si toda tu semana estuviera arruinada.

Músculo mental en nuestra rutina diaria

Es cierto que necesitamos de músculos mentales fuertes cuando nos enfrentamos a una adversidad extraordinaria en nuestra vida, sin embargo, tener músculos mentales resistentes es muy importante para enfrentarse también a los pequeños problemas cotidianos y para eso te explicaremos como crear una rutina de pensamientos y actitudes que te puede ayudar a desarrollar ese lado psicosomático.

¿Cómo se construyen músculos mentales fuertes?

Todo lo que necesitas son algunos pasos sencillos:

I. Construcción de creencias

La palabra «edificio» trae a la mente una imagen de un edificio alto y fuerte, y es la representación de cómo debemos vernos a nosotros mismos. Cada uno de nosotros, independientemente de nuestra composición genética o experiencias de vida, podemos desarrollar músculos mentales fuertes y resistentes si nos proponemos al reto.

II. Concienciación

Usemos la clásica pregunta de la escala de calificación en el mundo del coaching, en una escala del 1 al 5 (1 es el más bajo, 5 es el más alto), ¿Cómo de fuertes son tus músculos mentales? Esta calificación nos ayudará a evaluarnos a nosotros mismos y nuestras limitaciones, mismo si no tienes noción de hacer la medición, te puedes basar en tu inteligencia emocional o con qué frecuencia y que intensidad los problemas cotidianos te afectan, si es muy frecuente nos situaríamos en 1 y si son muy poco frecuentes o nulos pondríamos un 5.

III. Planificación 

Los pequeños pasos pueden tener un gran impacto. Al tomar solo de 5 a 10 minutos al día para hacer algo verás que tu resistencia y confianza se van acumulando gradualmente, aunque unos pocos minutos al día pueden no parecer mucho, cada
sesión te ayudará a crear nuevas vías en tu cerebro, ayudando a hacer crecer tu capacidad mental y física para organizar tu rutina y aumentar la confianza para obtener resultados.

IV. Sostenimiento

Esta es la parte más complicada. ¡Muchas resoluciones de Año Nuevo ya se han desvanecido por falta de determinación! Depende de ti mismo encontrar estrategias que funcionen para tu rutina. Por ejemplo, si pierde su ejercicio matutino, reserve tiempo en su agenda para hacerlo por la tarde o la noche.

V. Apreciación 

Has escuchado esto muchas veces, ¿verdad? Aun así, constantemente nos castigamos a nosotros mismos mientras elaboramos todo un «plan de mejora» En nuestras mentes, observa tu diálogo interno y elige las palabras más afectuosas para empujarte a estar más contente contigo mismo y persuadirte, hay que amarse y no odiarse o juzgarte demasiado en ese proceso.

Conclusiones

Finalmente, cada vez que no hagas tu pequeña acción diaria, no desperdicies energía en analizarla, solo levántate y comienza.

No te decepciones a ti mismo, a veces en determinado tiempo no logras mejorar tu percepción del mundo o de tus logros, muchas veces necesitamos ir con más calma, todo depende de la situación en que estamos situados. El resultado ideal viene con persistencia y no desistir de tu rutina nueva, de buenos hábitos y principalmente la manera de enfrentar los problemas, acuérdate que mismo sin el resultado deseado, al menos nos ocurre una alternativa viable y rentable, y muchas veces eso es lo que significa ganar músculo mental: aprender a vivir con una realidad distinta a la que habíamos imaginado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishFrenchPortugueseGermanItalianSpanishCatalanDutch